10/17/2006

Soporta dos grandes pesos:

Uno, su vida.
El otro, su otra vida.

Su vida pesa toneladas de odio.
Su otra vida, el pago de ese dolor.

¿La vida es sueño?

De todo y de nada.
Uno se acostumbra a querer y no querer
en un incansable viaje que llaman vida.

Y la vida es sueño.
Y los sueños vida.
Y libertad,
el mejor modo de vivirla.
Y libertad es un extraño.

¿O quizás empeño?

Recógelo.
O al menos lucha,
no te pares.
Siempre hay lugar para la duda.
Le hacemos un hueco
que luego cerramos
y abrimos otro para el empeño.
Verás que entonces existe aquello que creíste sueño.

1 comentario :

ROMY dijo...

me encanta este poema niña