1/06/2008

TZOMPANTLI en Restauración. Chichén Itzá



Tzompantli fue la práctica entre los antiguos mesoamericanos de decapitar a las víctimas de los sacrificios humanos y conservar sus cráneos en una especie de empalizada de madera. El tzompantli era un altar donde se empalaban ante la vista pública las cabezas aún sanguinolientas de los cautivos sacrificados con el fin de honrar a los dioses.
Originalmente, hacia el año 1200, los habitantes de Chichén Itzá colocaron sobre la plataforma una empalizada de puntiagudas varas en las que se ensartaban, de cuatro en cuatro, las cabezas sangrantes de los enemigos. En el relleno de esta plataforma, los arqueólogos encontraron enterradas figuras del Chac Mool, así como cráneos con ofrendas y un anillo roto del Juego de Pelota. En su estructura, con forma de “T”, la base del Tzompantli sostiene tres tableros decorados con las calaveras y divididos entre sí por molduras. Los que están en los extremos tienen reproducciones de cráneos en altorrelieve; el del centro es más ancho y tiene dos hileras de cráneos. En total, se han encontrado más de 500 calaveras esculpidas en altorrelieve.

1 comentario :

‡¤† Maria degli dijo...

ola! me puedes mencionar que tecnicas o metodos utilizaste para la restauracion de chichen itza?